viernes, 6 de marzo de 2015

¿QUIÉN ES JULIANA COLIBRÍ DE ORO?




Juliana (Colibrí de Oro)

Cantante, maestra espiritual, mujer medicina y escritora; reconocida por ser una de las principales exponentes del nuevo canto chamánico en Colombia, y por ser la creadora de los Cantos Arquetípicos. Los Cantos Arquetípicos son un novedoso sistema de autoconocimiento, enraizado en antiguas sabidurías ancestrales, el cual se constituye en la primera propuesta que se está realizando en Bogotá, y en todo el mundo, en torno a la sistematización del canto como vía para despertar los arquetipos sagrados que nos conectan con nuestra esencia humana, divina y multidimensional. Juliana es a su vez la primera autora que ha desarrollado a profundidad el arquetipo de la pareja sagrada interior, como un modelo simbólico gracias al cual podemos alcanzar el equilibrio, la armonía y la unidad amorosa entre la energía femenina y la energía masculina que habitan en nuestro ser interior. Uno de los principales aportes de Colibrí de Oro a nuestro tiempo es su creatividad para renovar el poder espiritual de los cantos chamánicos y la palabra mitopoética de América Indígena, integrándolos al mundo urbano contemporáneo en los ámbitos de la expresión musical, la creación literaria, la consulta terapéutica, la formación personalizada, la meditación profunda y la conducción de ceremonias sagradas.

Juliana nació con el don de canalizar la voz del corazón de la Tierra, la voz del corazón del Cielo y la voz del corazón Humano. Desde niña compone cantos, poemas y mitos. En su adolescencia descubrió que cantando en soledad lograba comunicarse con Dios Madre-Padre. A sus 27 años recibió su nombre espiritual Colibrí de Oro, en medio de una serie de pagamentos que realizó en las lagunas sagradas de la Sierra Nevada de Santa Marta y del territorio Mhuysqa. Colibrí de Oro significa “mensajera del amor divino”, así que a partir de entonces Juliana comprendió muy bien cuál era su misión de ahí en adelante. En el año 2008  fundó su propio Centro Holístico desde el cual comparte su ser  multidimensional a través de formaciones, conciertos, terapias, retiros, ceremonias, libros, discos y oráculos. Su canto chamánico y su palabra mitopoética han guiado a miles de personas hacia el hallazgo y la consolidación de la salud integral, la soberanía espiritual, el amor puro  y la realización plena del ser. Su voz es un canal de la Divinidad que trae las voces del fuego, de la luna, del sol, de los maestros ascendidos, de los arcángeles, de los cristales, de las plantas sagradas, de los animales de poder, de las diosas y de los héroes mitológicos

Como maestra espiritual Colibrí de Oro se centra en contribuir al despertar de la maestría interior, a través de los trece arquetipos guía que configuran el Sistema de los Cantos Arquetípicos. Sus enseñanzas se basan en la reconexión con la voz del yo superior, y en el reconocimiento del ser multidimensional, andrógino y completo que en esencia somos. Colibrí lleva más de nueve años ejerciendo su labor de maestra y guía espiritual, a la fecha son cientos de personas las que se han formado con ella. Se destaca especialmente por compartir sus conocimientos a través de procesos personalizados de alto nivel transformacional en la vida de las personas. 

Como escritora ha publicado cinco libros (La voz de la adolescencia, Entre mundos hermanos, La Guarida del tiempo, Alguien golpea y Psicosoluciones), la mayoría de ellos bajo el sello editorial de reconocidas editoriales como Herder de Barcelona y la Universidad Externado de Colombia. Publicó su primer libro a los veinte años. Su libro “Entre mundos hermanos” (2008) encontró una amplia distribución en toda Latinoamérica y en España, y un importante reconocimiento por su aporte a la comunicación intercultural. Su más reciente libro, “La voz de la adolescencia” (2016), resalta por su original idea de integrar el género de cuento y la sabiduría oracular, constituyéndose en una propuesta novedosa en el ámbito literario. Juliana ha participado en diversas antologías latinoamericanas de cuento y poesía.

Como cantante ha integrado sus estudios de más de quince años en técnica vocal y música occidental (se ha formado con distintos maestros y en distintas academias de música occidental) con los conocimientos que adquirió a lo largo de más de diez años de caminar junto a abuelas y abuelos indígenas, quienes la formaron en el arte de los cantos chamánicos de diversas tradiciones de América Indígena (cantos lakota, mapuche, mhuysqa, ícaros del amazonas, cantos quechua-aymara, cantos huicholes y nahualt). Sus conciertos se centran en resaltar la belleza de nuestra esencia chamánica, nativa e intercultural. Actualmente prepara su álbum musical “Mujer Colibrí”. 

Como mujer medicina, Colibrí de Oro es un ejemplo de la nueva mujer chamán que despierta en América. Se destaca en este sentido por haber dado a luz a su propia medicina: los Cantos Arquetípicos®, una medicina que nos enseña a sanarnos a nosotros mismos, a sanar los desequilibrios entre la energía femenina y masculina al interior de cada corazón humano, a restablecer la armonía en todas nuestras relaciones, y a servir con impecabilidad al nuevo amanecer planetario.  A través de sus cantos y sus leyendas, Colibrí ha guiado a miles de personas en sus procesos de sanación interior y encuentro consigo mismas. Su labor es ayudar a despertar la medicina que habita al interior de cada ser humano.  

Toda la labor de Juliana (Colibrí de Oro), además de ser original, creativa, novedosa y profundamente intuitiva, también cuenta con una base científica y académica, gracias en gran parte a que Juliana tuvo una relación estrecha con la Academia a lo largo de casi diez años. A los veinte años se graduó como Comunicadora Social-Periodista de la Universidad Externado de Colombia, destacándose por ganarse la beca a la mejor alumna de su clase. Entre sus veinticinco y sus veintinueve años trabajó como docente e investigadora en esta misma Universidad, fundando allí la línea de investigación en comunicación intercultural.  A su vez, se graduó a los 24 años como realizadora de Cine en la prestigiosa Escuela Internacional de Cine y Televisión, San Antonio de los Baños, en Cuba, en donde aprendió a ser una creadora, una artista, un ser que día y noche crea nueva vida desde las entrañas y con todo el corazón, pero a la vez con el rigor y el profesionalismo que todo arte verdadero exige. Aparte de ello también se formó en yoga integral, meditación za zen, reiki, registros akáshicos, taoísmo, enseñanzas de la Gran Hermandad Blanca, y oráculos afroamericanos,  estudios y maestros que fueron determinantes a la hora de crear el sistema de los cantos arquetípicos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario